Rechazaron el proyecto que pretendía prohibir nombres de gestión

El bloque Oficialista y Unión por Córdoba votaron en contra de lo propuesto por la Unión Cívica Radical. El proyecto buscaba impedir la colocación de nombres o logos de un funcionario a todo tipo de gestión municipal. Contemplaba la utilización del escudo de la ciudad.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

Por amplia mayoría el Concejo Deliberante de Jesús María rechazó el proyecto de ordenanza planteado por los concejales de la UCR. El proyecto buscaba limitar el uso de logotipos relacionados a un partido político o gestión en particular.

El Presidente del Bloque de la Unión Cívica Radical, Dr. José Capellino dijo a este medio que tras un largo tratamiento no llegaron a un acuerdo con el resto de los bloques. «Nosotros pusimos por escrito el significado del escudo de Jesús María. Y eso dicta mucho de la decisión del ejecutivo de turno que contrata un diseñador gráfico para que haga algo que les guste a ellos, que representa sus colores o que defienda su impronta», señaló.

Siguiendo con esta línea, Capellino insistió en la falta de utilización del escudo municipal en los bienes públicos de Jesús María. «Se ha llegado a extremo en Jesús María hasta una placa de los desaparecidos de nuestra zona no lleva más el escudo sino el logotipo, si les llega la invitación a un acto oficial o cualquier papel de la Municipalidad vienen con el logotipo» remarcó.

El concejal de la Unión Cívica Radical sostuvo que la inscripción de logos adscriptos a un partido político generará un gasto extra para el municipio ya que el próximo intendente, en caso de que sea de otra ideología política, volverá a pintar o reinscribir ese bien municipal.

Por su parte, el concejal Federico Zárate expresó mediante su red social de Facebook la disconformidad con la utilización de estos logotipos. En una parte de su comunicado indicó:

«Existen los funcionarios que directamente usan sus nombres en estos bienes y están los otros (que tratando de ser más sutiles) crean logos que sirven para identificarlos a través de su gestión en el Gobierno. En todos los casos, el fín es el mismo: Promocionarse. Lamentablemente la semana pasada el oficialismo (compromiso por Jesús María), junto con el bloque de UPC votaron en contra el proyecto, defendiendo está práctica como parte del marketing y la comunicación política, utilizando argumentos bastantes distantes de lo que pregonamos.»