Proponen la colocación de un badén provisorio mientras se construye el nuevo puente

El petitorio fue presentado por los municipios de Jesús María y Sinsacate a Vialidad Nacional. Se trata de un trayecto alternativo para evitar que se corte por 8 meses un tramo de la ruta y perjudique a comerciantes. El camino a San Cayetano también sería un punto de desvío.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

)

En pocos días comenzará la obra de ampliación del puente que une Jesús María y Sinsacate. A principio de este mes se había informado que los trabajos tendrán un plazo de 6 a 8 meses y por lo tanto, la ruta 9 estará cortada en ese sector.

Los intendentes de Jesús María y Sins

acate se reunieron ayer por la tarde con representantes de Vialidad Nacional y de la empresa constructora. En el encuentro, las autoridades locales expusieron los reclamos de los vecinos de nuestra zona sobre la preocupación del corte que tendrá la ruta 9 por la obra del nuevo puente.

Rubén Ferreyra informó a Radio Jesús María que la propuesta de la construcción de un badén paralelo se enmarca dentro de las inquietudes planteadas por los comerciantes. Esa estructura momentánea sería financiada con fondos nacionales. En tanto, el mantenimiento del camino a San Cayetano estaría a cargo de ambas Municipalidades.

“El badén estaría ubicado en la margen baja, en el mismo lugar donde estuvo cuando se llevó la creciente. No hay nada definido, la empresa lo va estudiar, hará un análisis de costo y nos dirá si es factible o no” indicó el intendente de Sinsacate.

El camino San Cayetano desde la calle José Hernández sería otro desvío para la circulación de vehículos. “Hay que ponerlo en condiciones porque cuando llueve se va a poner intransitable” dijo Ferreyra.

Al ser consultado por una posible reducción de impuestos a los negocios de la ruta 9, Ferreyra sañaló “Los impuestos no sería un margen para que ellos en 6 u 8 meses puedan subsitir. Ellos dicen que prefieren pagar pero seguir trabajando”.