Accesibilidad para personas con discapacidad visual: muchas promesas y ninguna respuesta

Graciela Vázquez, integrante del grupo de adultos con discapacidad visual, destacó la ayuda de la comunidad pero dijo que la ciudad está adaptada solo un 30% para ciegos. Aguardan políticas para mejorar su calidad de vida.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

En septiembre del año pasado se creó un grupo para personas con discapacidad visual de nuestra zona, en la Biblioteca Popular Sarmiento. El objetivo del espacio consitió en intercambiar experiencias y debatir políticas a futuro necesarias para su vida.

Graciela Vázquez, integrante del grupo, cuenta a Radio Jesús María, algunos de los desafíos que enfrentan a cotidiano a la hora de transitar por las calles. Una de las principales dificultades se destacan las ramas bajas de árboles, veredas desniveladas, deterioradas y ausencia de corredores especiales.

Desde el espacio señalan que los reclamos al municipio de Jesús María para mejorar las veredas no han tenido respuesta: «Nos prometieron poda en arboles en zonas emblemáticas, donde los arboles te pegan en la cara, son muchas promesas y ninguna respuesta», explica Vázquez.

Vázquez aclaró que aunque no circulan diariamente por Colonia Caroya ya que la mayoría del grupo son de Jesús María, «Las veredas son más complicadas principalmente la Avenida San Martín es incruzable y se les dificulta con las acequias».

Graciela perdió la vista hace 20 años, tiene dos hijos adultos a quien considera como pilares fundamental. «Nos está costando integrar más personas al grupo, la persona ciega son dependientes de un familiar y les cuesta tomar la decisión de compartir con otras personas lo que les está pasando. El objetivo es ayudarnos entre todos», confesó.

Otro de los pedidos es el de un profesor de que enseñe movilidad en zona urbana, pedagogo importante para que las personas con visión reducida superen las barreras de movilidad.