El audio de María Eugenia que ratifica la tesis del fiscal

En el mensaje de voz de WhatsApp, María Eugenia confirma problemas económicos, conflictos con su hermana Mabel y el apoyo de sus amigos.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

)

LA VOZ DE MARIA EUGENIA

Por primera vez un audio de María Eugenia Cadamuro enviado desde la plataforma de mensajería WhatsApp toma estado público. Su contenido confirma los pilares de la investigación: amenazas, peleas familiares y dificultades económicas.

El audio enviado por Cadamuro, desaparecida hace 70 días, fue recibido por amigos radicados en el exterior y quedó en el backup de un teléfono móvil.

«Te cuento que estoy saliendo para el aeropuerto porque viene la Guadi. Gracias a Dios el martes firmo la S.A. que armé, una S. A. para poner el campo y la casa y así poder tener las rienda de mis cosas», narra María Eugenia.

La mujer continúa describiendo la situación conflictiva que vivía con su hermana:

«Acá las cosas con mi hermana… muy mal, ya directamente no la hablo más, no tiene más sentido, están todos muy locos, yo no digo que soy cuerda, pero no tengo mala leche en lo más mínimo. Viste que acá por la plata baila el mono.»

María Eugenia aclara que pese a las dificultades sigue adelante con el apoyo de sus amigos:

«Pasando por momentos que no son muy gratos, pero sigo adelante. Tengo a mis amigos, gracias a Dios, firmes (…) los de acá. Ellos me cuidan, vamos a baile, somos una hermanada de viejos chotos (…) nos divertimos y eso me despeja un poco.»

Los proyectos están muy presentes en los testimonios que dan sobre María Eugenia Cadamuro. En el audio también señala esta faceta emprendedora:

«Poniéndole las pilas a ese proyectito que te mostré, nada más que acá hace dos semanas que llueve, llueve; y no se puede trabajar, asique tengo la obrita parada, y gracias a Dios tengo vendida una.«

El audio concuerda con la descripción que la fiscalía de instrucción ha reconstruido en torno a la desaparición: problemas familiares, económicos, posibles amenazas de parte de Jeremías y el pavor que María Eugenia sentía en el último tiempo. Se conoció que «Maru» puso pasadores a toda las aberturas de su casa, y estaba averiguando sobre un sistema de alarma, la compra de un arma de fuego y adquirir gas pimienta.

En un mensaje de texto enviado desde la plataforma de WhatsApp, María Eugenia sostiene contundente que no le falta fortaleza:

«Pero lo importante que ya estoy fuerte y a pesar de que me querian (sic) ver muerta estoy bien viva . Y no le tengo miedo a nadie ni a nada !»

UNA NUEVA PRUEBA

Este lunes a la mañana amigos de María Eugenia Cadamuro se pusieron a disposición de la Fiscalía para brindar nuevas pruebas, una de ellas, un celular que María Eugenia utilizó frecuentemente al regresar de los Estados Unidos.