Volver a vivir: Primer día de trabajo para refugiado sirio

Tayseer Shammas llegó hace dos meses con su familia del horror de Alepo. Desde ayer cobra estacionamiento en plaza San Martín. "Estoy muy feliz, la vida es hermosa aquí". Ama el "salami(sic) y asado" dice.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

)

Las imágenes de la calamidad que azota hoy a miles de inocentes en Siria retumban una y otra vez en los medios de comunicación. El drama, la muerte y el horror son imágenes que los Shammas vivieron a diario en los últimos seis años.

Gracias a un cura argentino y a la familia Vela

sco, desde hace dos meses esta familia integrada por un matrimonio y sus cuatro hijos volvió a vivir. Afincados en Jesús María, fueron recibidos en casa de los Velasco y hoy ya viven en su propia casa.

De a poco, los Shammas se van integrando a nuestra comunidad. Y un paso importante fue para Tayseer el padre de la familia el que dió ayer, disfrutando de su primer día de trabajo. El hombre es una de las personas que cobra estacionamiento alrededor de plaza San Martín.

«Estoy muy feliz, la vida es hermosa aquí» nos dice apenas empezamos la charla. Tayseer habla inglés y así pudimos comunicarnos. Él tiene 45 años y su esposa Rima(38) y sus cuatro hijos George(14), Jessica(13), Julia(11) y Jack(6).