LA HISTORIA DESCONOCIDA | Enzo, el único gendarme jesusmariense caído en la Tragedia de Salta

Enzo Costilla tenía 30 años. Había nacido un 20 de Enero de 1985 en la clínica Jesús María, de la ciudad homónima. Su hijo nació en Marzo, pero no alcanzó a conocer a su padre. A un año de la tragedia, recién hoy se conoce que un gendarme de la ciudad perdió la vida en el accidente. Organismos oficiales no habían dado a conocer la información.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

)

Enzo Costilla nació un 20 de Enero de 1985 en la Clínica Jesús María de la ciudad homónima, hijo y hermano de gendarmes.

Su padre fue trasladado a la «capital de la doma y el folklore» en el año 1976, y junto a su familia: esposa e hija – todos oriundos de la provincia de Tucumán -, se radicaron en Jesús María durante trece años, donde nacieron otros tres niños: Claudio, Javier y Enzo.

A los dos años del nacimiento de Enzo, la familia vuelve a Tucumán, provincia natal, y, al completarse sus estudios secundarios, Enzo vuelve a Jesús María, para formarse como gendarme en la Escuela de Suboficiales Cabo Raúl Remberto Cuello, de Gendarmería Nacional.

«No puede ser que el pueblo no sepa que hay un jesusmariense dentro de los 43 -fallecidos en la tragedia de Salta – (…) – Enzo – cuando hizo el curso -en la Escuela de Gendarmería – recibió un diploma, medallas al mayor promedio de toda la escuela. Fue el único gendarme que recibió ese honor», cuenta Marcela Costilla, hermana mayor de Enzo, sorprendida por el desconocimiento del pueblo de Enzo, y la falta de información oficial al respecto de él.

Marcela manifiesta tristeza e impotencia al sentir que nadie supo sino hasta hoy que Jesús María tenía un gendarme fallecido aquel fatídico 14 de diciembre de 2015 en las rutas salteñas, y que las autoridades de organismos oficiales jamás dieron a conocer lo ocurrido con Enzo.

Hoy Enzo es padre, pero no lo sabe. Su hijo no llegó a conocerlo. El pequeño nació en Tucumán en Marzo pasado y se encuentra viviendo en Tucumán junto a su madre y el resto de su familia.

Según contó Marcela, hay otro gendarme fallecido oriundo de Córdoba, de apellido Ahumada, de la localidad de La Falda. Además, otros tres gendarmes fallecidos fueron padres post mortem: «esos chiquitos ahora son querellantes», dijo la hermana del gendarme jesusmariense, quien agradeció el gesto del intendente de la ciudad de Jesús María, Gabriel Frizza, por haberle ayudado para gestionar la documentación de Enzo.