Sin pena, un ejemplo de inclusión y lucha contra los prejuicios

El próximo 3 de diciembre es el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Dialogamos con los integrantes del proyecto "Sin Pena" de Jesús María. Conoce este ejemplo de inclusión, expresión artística y lucha por el respeto a las personas con discapacidad.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

)

«Especiales son las pizzas» o «¿Quien dijo que vos sos normal? » Son algunas de las frases que se leen en las remeras producidas desde el proyecto «Sin Pena», un taller de sublimación, Iniciativa del municipio orientada a la inserción laboral para personas con discapacidad.

El objetivo es superar la lastima o la personificación de la discapacidad. Desarmar estereotipos como el de «especiales», «angelitos, «discapacitados» ( la característica por delante de la identidad integral de la persona ), «personas con capacidades diferentes», etc. y de este modo exigir un tratamiento respetuoso hacia las personas con discapacidad.

«Diferentes somos todos; personas especiales, todos tenemos una», explica Cesar Stagnaro.

La tarea de los participantes consiste en el diseño de dibujos que luego son sublimados con un mensaje particular que ayude a tomar conciencia sobre las personas con discapacidad y visibilice los prejuicios existentes.

Por ejemplo, Cesar Stagnaro señala que en una de las reuniones del equipo una de las integrantes del grupo expresó su malestar cuando la llamaban «enfermita». A raíz de ello los integrantes del espacio plasmaron su concepción sobre una personas «enfermita», el resultado es contundente: un enfermito es una personas chiquita con fiebre.

Participan del emprendimiento 5 personas. Realizan «remeras, tasas, cartucheras, porta lapiceras», explica Leo, uno de los integrante del microemprendimiento. Para contactar con el proyecto puede ingresar a su FAN PAGE de Facebook.