CAMPO | La Mesa de enlace analiza medidas de protesta por el aumento del Impuesto Rural

"La pelota está en manos de los legisladores" dijo el Vicepresidente de CARTEZ, Luis Magliano, en relación al incremento de más del 40 por ciento en el Impuesto Inmobiliario Rural que pretende el gobierno provincial. "Fue una desagradable sorpresa", expresó Magliano, quien señaló que se trata de una medida que carece de argumentos.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

El Vicepresidente de Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez), Luis Magliano, dijo a RADIO JESÚS MARÍA que el incremento del Impuesto Inmobiliario Rural que intenta implementar el gobierno provincial, carece de razón y argumentos, por tratarse de una suba que supera el cuarenta por ciento.

«Fue una desagradable sorpresa porque fue un incremento inesperado y fuera de todo parámetro: más de un cuarenta por ciento, entre el cuarenta y cinco y el treinta y cinco de mínima (…) no tiene ninguna razonabilidad», expresó el referente ruralista.

«Se están evaluando medidas a tomar. La pelota está en los legisladores y esperamos encontrar en ellos razonabilidad (…) Iremos a audiencia pública, presentaremos nuestras razones y condiciones para ver cómo hacemos (…) Nos gustaría ayudar al gobierno para que sepan cuáles son las obras que hacen falta», expresó el vicepresidente de CARTEZ.

Magliano señaló que el incremento no condice con la inflación anual proyectada ni con las obras en materia de infraestructura prometidas y jamás cumplidas por parte del gobierno de Córdoba, entre otros factores que hacen a la realidad del productor cordobés:

«Los productores venimos con limitantes del tipo climáticas: campos inundados con deterioros evidentes; y en otras zonas con la Ley de Ordenamiento de Bosque Nativo, que realmente sabemos que fue un fracaso y ha mermado la producción del norte de Córdoba; y la falta de infraestructura evidente que hay en toda la provincia, hacen que sea imposible, además, para el productor cualquier tipo de aumento en el impuesto inmobiliario», justificó la psoición.

Magliano recalcó en la necesidad de analizar el porcentual, entendiendo que el impuesto incluye un componente de fondos Específicos, los cuales en el presupuesto 2016 no fueron utilizados para obras de infraestructura, como indica la norma.

«Del presupuesto de agricultura, que es de 234 millones de pesos, se han utilizado 158 millones de pesos únicamente, pero las partidas de sueldos y gastos corrientes se han usado casi en un cien por cien. Hay un desfasaje entre el impuesto y los fondos específicos que prometieron usar, con lo que en realidad pasó», insiste el también vocal de la Sociedad Rural de Jesús María.