INCLUSIÓN | «Sami» podría ser la primera persona hipoacúsica en acceder a un carnet de conducir en el norte cordobés

Samanta Torres tiene 33 años, está casada hace ocho años con Darío Pérez, y ambos son padres de dos hijos: Mateo y Rocío, de 7 y 4 años. el mayor sueño de Samanta es obtener un carnet de conducir que le permita manejar por la ciudad en su moto. Tras intentar iniciar los trámites varias veces y ser rechazada, hoy logró ser aceptada y ya está estudiando para aplicar.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

)

Samanta Torres nació un 23 de Octubre de 1982 en la ciudad de Jesús María y es hipoacúsica. Hoy tiene 33 años de edad, está casada hace ocho años con Darío Pérez, y ambos son padres de Mateo y Rocío, de 7 y 4 años, respectivamente.

«Sami», como le dicen sus seres queridos, tiene un sueño: conducir su moto por las calles de la ciudad aunque, para tal fin, necesita acceder al carnet de conducir habilitante, para el cual solicitó se le permita rendir examen en varias oportunidades, sin éxito, sino hasta entonces.

«Nosotros estamos con las ganas de que ella logre la inclusión social: que ella pueda manejar y desenvolverse en la ciudad con su propio vehículo», dijo Darío, esposo de Samanta, en relación a la ilusión que mantiene encendida la llama de la esperanza.

Darío asegura que en varias oportunidades fueron rechazados los pedidos para rendir examen en la Guardia Urbana Municipal (GUM): «había reglas que, al parecer, no podía ellas cumplirlas. Pero de tanto insistir nos dieron la posibilidad para que ella haga la primera evaluación por escrito con un intérprete», explicó.

Samanta podrá rendir el examen con las preguntas escritas en lengua de señas, junto a Mariana, su amiga e intérprete y, de ser así, sería la primera persona hipoacúsica en aplicar para tal fin, con la posibilidad de acceder a un carnet de conductora, en todo el norte cordobés.

«No hay ningún impedimento motriz, sino auditivo. Ella maneja mejor que yo», bromea el marido de «Sami»: «ella quiere ser parte de la sociedad pero en regla».