CAMPAÑA SOLIDARIA | La alegría de los niños de Mula Muerta tras recibir los libros donados

Axel, "Barbie", y la "Seño Lidia", nos recibieron ayer en horas de la tarde en la Escuela Capitán Díaz Vélez, expectantes de recibir los libros para la biblioteca de la escuelita rural. Más de cien libros, útiles escolares, mapas, ositos de peluche y toneladas de amor, ayer llegaron a manos de los niños a quienes se les hundió el edificio escolar hace dos años y medio atrás.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

)

Son seis los alumnos que asisten a la escuela Capitán Díaz Vélez del paraje Mula Muerta, ubicado a unos 25 kilómetros de la ciudad de Jesús María, ingresando a mano derecha – yendo en sentido sur norte – a la altura del empalme de Ruta Nacional Nº9 y el acceso pavimentado a Barranca Yaco.

20160908_135538

Esa escuelita, enclavada en el corazón del campo del norte cordobés, a unos doce kilómetros al este de Sinsacate, refleja una de las tantas historias repetidas a los largo de los últimos cien años: comunidades ruralistas, peones que trabajaban con hacienda, siembre o cosecha de granos y que, con el paso del tiempo, se vieron expulsados por el progreso de las máquinas y la extensión del sembradío.

20160908_135733

Esa escuelita, es la misma que hace dos años y medio atrás, se hundió ya que la tierra donde estaba construido el edificio cedió y luego fue arrastrado por la correntada del río, con las grandes inundaciones de 2015.

Esa escuelita, es la que se refunda constantemente y que en la actualidad funciones en una casita prestada por uno de los propietarios de uno de los campos de la región y que mira, desde unos metros, cómo se va levantando la nueva estructura del establecimiento educativo, y que el gobierno provincial prometió que estará en condiciones antes de 2017.

20160908_141202

Esa escuelita es la que diariamente recibe a Valentina, Jorge, Axel, Barbie, Víctor, Vanesa y a la «seño Lidia» Acosta -que además es la directora, cocinera, portera, entre otras tantas funciones que cumple – para recibir e impartir educación.

En una artículo anteriormente publicado por nuestra emisora, los niños y la maestra del establecimiento, nos contaron que asisten a un aula común, indistintamente de la edad que tengan (entre 6 y 9 años), ya que ni la matrícula ni el espacio de la estructura son suficientes para abrir más aulas, al menos, en el actual edificio.

En aquella visita, los chicos y Lidia nos comentaron que diariamente leen libros; que quienes aún no saben leer disfrutan de la lectura de otras personas; y que la literatura es un factor muy importante para ellos, ya que diariamente los libros son su compañía mientras «la seño» prepara la comida.

20160908_141152

A falta de juegos en el parque durante el recreo, las fábulas, las historias fantásticas, los dibujos y las letras, son los mejores amigos y principal divertimento para niños que están my distantes de las «satisfacciones» que la tecnología ofrece, en la actualidad, para cualquier chico de sus edades.

20160908_141653

Es por ello que ayer, 8 de Septiembre, tras un par de semanas de colecta en las cuales vecinos de la región donaron libros, útiles escolares y ositos de peluche, se logró concretar la entrega para que los niños tengan nuevo material para pasar sus horas en la escuela, aprender nuevas historias y seguir sonriendo, gracias a la buena voluntad de la gente que colaboró, de corazón.

NOTA RELACIONADA:

UN LIBRO PARA UN NIÑO | Los alumnos de la escuelita de Mula Muerta levantan su propia biblioteca

20160908_13562520160908_140434