Agustín Prieto deja el básquet y una marca de vida en España

El jesusmariense se retira de la práctica profesional y será DT de las divisiones inferiores en el Oviedo. Fueron 10 años y tres ascensos. Con familia y una hija, fue reconocido por toda la comunidad.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

Con la baja de Agustín Prieto el OCB pierde al jugador que más años llevaba en la disciplina de cualquiera de los dieciseis equipos de la LEB Oro. Una trayectoria de diez años en los que ha acompañado al equipo desde la liga EBA hasta la máxima categoría de las competiciones FEB, pasando por Plata y por Bronce.

Se va con 30 años, tras haber sido 263 partidos en los que ha defendido la camiseta de un equipo del que acabó siendo el capitán, jugando playoffs de ascenso a la ACB y adaptando su rol en una plantilla que cada vez tenía más calidad.

Su presencia en pista y sus números han ido bajando con el paso de las temporadas pero su tesón y su respeto por el deporte quedarán en el recuerdo de quienes le vieron darlo todo por el OCB. A partir de ahora su trabajo para el club será desde los banquillos de las categorías inferiores.

Estas fueron las palabras de despedida que le dedicaron desde el sitio zonaocb.com:

“Probablemente no era el jugador que más puntos anotara, a pesar de esas penetraciones donde iba con todo sin importarle quien estuviera en frente.

Probablemente no era el que más saltara, a pesar de llevarse algún rebote en las alturas al poner más empeño por ese balón dividido que nadie.

Probablemente muchos jugadores meten triples imposibles para ganar partidos, pero pocos consiguen un triple desde su campo para que acabe un cuarto y ponen un pabellón en pie con un aplauso perenne.

Probablemente lo bonito es jugar treinta minutos y ser la figura, pero a currante y compañero sin poner una mala cara, no le gana nadie.

Probablemente nunca le de la Liga un premio al mejor defensor, pero cuando él salía a la pista todos sabíamos lo que iba a pasar, la estrella rival iba a dejar de anotar.

Probablemente a este “pibe” argentino no resonaran mucho sus declaraciones, pero cuando el hablaba todos escuchábamos porque es una leyenda viva en activo.

Probablemente vendrán jugadores nuevos, algunos harán vibrar a Pumarín, pero creo que pocos podrán tener el reconocimiento que Pumarín brinda a Agustín Prieto uno de los suyos para siempre.

Gracias por todo estos años Agustín, por la parte tan importante que has tenido en el crecimiento del club, y por ser la persona que eres, la traducción pura de lo que es tener incrustado en el corazón el sentimiento OCB”.

Fuente: propia y zonaocb.com