Ante la violencia escolar lo mejor es accionar y dejar de quejarnos

Fue uno de los tantos conceptos vertidos por el profesor en psicología Daniel Mengarelli quien brindó un taller para docentes en Colonia Caroya. “Somos los artífices del cambio”, explicó.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

)

La Universidad Popular de Colonia Caroya propuso un taller dirigido a docentes sobre Stress, violencia y convencía escolar. Al concluir el encuentro pudimos dialogar con el Lic. Profesor en psicología Daniel Mengarello con una larga trayectoria en la docencia y consultorio.

Para solucionar los denominados trastornos de la conducta se ha especializado en la aplicación de varias corrientes terapéuticas y las denominadas nuevas ciencias de la conducta.

Para este especialista, se puede cambiar la realidad presente, cambiando uno mismo, solucionando en forma personal nuestros propios conflictos internos. “El stress es una autoexigencia entre lo que deseamos y lo que podemos conseguir”, asegura Mengarelli.

Ante la violencia escolar no es suficiente la queja “debemos actuar”, en las aulas se asiste un sin número de situaciones problemáticas, cada alumno llega con una carga desde la familia. Debe haber un abordaje integral, padres, docentes, equipos de apoyo escolar.

Para el profesor, el primer paso es “diagnosticar el problema y en función de ello buscar la solución “, son los docentes, quienes tienen el deber de iniciar un proceso hacia la solución.

Aunque el psicólogo dejó en claro que no quiere que las maestras y profesoras se conviertan en terapeutas, sí habló de “lograr acuerdos en las aulas para una mejor convivencia.

Está claro que sólo el docente no puede, debe haber interacción con el resto de los equipos educativos y un conocimiento y descubrimiento de la realidad de la familia.

Mengarelli 2