Peteco Carabajal y el Avant Premier de su Película “Chacarera”

Se presentó en la noche del viernes en Juárez Celmán para todo el país ante unas 2 mil personas. Fue dirigida por Miguel Miño y producida por el propio Peteco.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

Peteco Carabajal, uno de los artistas más talentosos de nuestro país incursionó en el mundo del cine como productor con esta extraordinaria película. En un principio el proyecto fue un homenaje a su padre, Carlos Carabajal, un grandísimo músico santiagueño, creador de un particular estilo que dio trascendencia nacional e internacional a la chacarera. Ya iniciado el rodaje la película fue enriqueciéndose, para convertirse en un auténtico documental sobre la esencia de Santiago del Estero y su gente. Un filme fundamental para entender cómo en esa provincia tan particular, los niños aprenden a bailar y caminar al mismo tiempo, por qué los jóvenes pasan sus ratos libres con guitarras y bombos. Miguel Miño ha logrado mostrarnos desde el profundo monte santiagueño el origen mismo de una corriente musical y cultural tan fuerte como pocas en el mundo y con una vigencia incuestionable. Chararera es un material único para quienes quieren saber más acerca de este movimiento característico de nuestra cultura.

Por qué Estación Juárez Celman

Según se indicó este proyecto particular no termina en la película en sí misma. De hecho se ha cuidado cada detalle al punto que para la presentación en sociedad se eligió un sitio igual de especial. Peteco Carabajal en persona eligió Estación Juárez Celman para hacer la avant premier de Chacarera. Resulta que esta ciudad también es un reflejo de respeto por la tradición, el medio ambiente y el bienestar de las nuevas generaciones. Estación Juárez Celman reúne, asimismo, una característica más: Es la puerta de entrada histórica del norte argentino. Un enclave que culturalmente ha sido una visagra desdoblando el extenso mapa en dos partes bien diferentes.

Lugar de Proyección

La proyección se hizo en un descampado ubicado en el corazón de un añoso bosque de eucaliptos, junto al monte nativo.

Luego de la proyección Peteco Carabajal interpretó algunas canciones de su autoría y numerosas parejas bailaron al ritmo del santiagueño en un auténtico patio de tierra. La velada contó también con un homenaje a Carabajal y su música a cargo de intérpretes de Estación Juárez Celman.