Buscan a ladrones que amenazaron con llevarse un bebe

El episodio se registró el viernes cerca de las 20 horas, en una vivienda particular. Autores ignorados ingresaron a una casa, desvalijaron el lugar y maniataron al padre de la familia, quien se encontraba solo con su beba de meses. Los delincuentes exigían dólares, caso contrario, amenazaron con llevarse la niña. Horas de desesperación.

Compartilo con alguien:

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

)

Federico, vecino de Colonia Tirolesa, fue quien dio a concoer lo ocurrido: el viernes cerca de las 20 horas, unos tres delincuentes habrían irrumpido en su hogar, ubicado en zona rural, desvalijado su casa, y amenazado con llevarse a su hija, de no entregar lo que los malvivientes pedían: dólares en efectivo.

El damnificado se enconetraba solo en su vivienda, junto con su pequeña hija, cuando los sujetos, uno de ellos armados, ingresaron a la casa y, tras robar el lugar, maniataron a Federico y amenazaron con llevarse a su beba.

“Escucho un ruido y salgo para el comedor. Entran dos sujetos, uno armado. Me apunta pidiéndome plata, exigiéndome dólares, por ahí con datos falsos. Les dije que se llevaran todo y que no me hicieran nada, que estaba con la beba”, relató la víctima a Cadena 3.

“Entran a la pieza, ven a la beba, me amenazan, me dicen que me van a matar y que se la van a llevar”, reveló. “Revuelven todo, buscan plata, cosas. Todo eso en 15 o 20 minutos. Escucho poner en marcha mi auto y cargan todo lo que pueden. En un momento, me atan los pies y atino a tirarme a la cama y agarrar a la beba”, prosiguió.

“Cargan todo lo que pueden en el acolchado, todo lo que tengo en el placard y en la mesa de luz. Me sacan alianza de la mano. Escucho continuamente golpes en la cocina: estaban destrozando todo y me llevaron todo”, continuó.

Con la bebé sus brazos, los delincuentes lo maniatan y encierran en una habitación: “en ese momento, sentí tranquilidad porque no me mataron y tenía a mi beba”, dijo, en un recuerdo de alivio.

Federico denunció que en la zona rural en la que vive, son al menos unas veinte las familias que habitan el sector, donde ya han sido víctimas de robos en diez oportunidades.

“Reclamamos a la policía. La respuesta es siempre la misma desde hace años: tienen pocos móviles y pocos efectivos. Hoy Colonia Tirolesa, con 10 mil habitantes, cuenta con dos móviles y hasta hace una semana, uno solo, porque la camioneta estaba en el taller. Es una zona liberada”, concluyó a la emisora cordobesa.